Visor de Andorra

VISOR, NUESTRA SEÑORA DE MERITXELL
  • VISOR, NUESTRA SEÑORA DE MERITXELL

    Andorra es un pequeño principado situado en la frontera de España con Francia y con una población de tan solo 85 000 habitantes. Para ser un país tan pequeño, cada año atrae a 10,2 millones de turistas, que acuden al principado para disfrutar de la belleza de los Pirineos, en su punto más alto, y del río Gran Valira, en el más bajo. 

    Si alguna va a esta región, no dude en visitar el pintoresco Santuario de Nuestra Señora de Meritxell, santa patrona de Andorra. Situado cerca de la localidad de Meritxell, este santuario debe su nombre al vocablo catalán "merig", que se utiliza para denominar las zonas de paso de cara al sol. Sin duda es un buen nombre para un país en el que se registran más de 300 días de sol al año. 

    Según cuenta la leyenda, durante el siglo XII, un día los aldeanos encontraron una rosa floreciendo fuera de temporada a los pies de una estatua de la Virgen con el Niño. Los aldeanos trasladaron la estatua a una iglesia de Encamp, pero la estatua regresó junto a la rosa por sí sola durante la noche. Los aldeanos interpretaron este hecho como señal de que tenían que construir una iglesia en un pasto en el que no caía la nieve del invierno. 

    Pese a que la estructura del siglo XII quedó destruida a causa de un incendio que tuvo lugar en los años 70, la comunidad reconstruyó el templo que, en la actualidad, consta de dos estructuras: el santuario antiguo y el nuevo templo en el que puede encontrarse una réplica de la Virgen con el Niño. El Taller de Arquitectura fue el responsable de la reconstrucción del templo y para ello adoptaron un enfoque moderno en el diseño. 

    En reconocimiento a las tradiciones y teorías del estilo románico, los diseñadores optaron por utilizar en la construcción las líneas verticales, los conjuntos de arcos, la escala dramática y el espacio negativo. El claustro al aire libre, en particular, da una sensación de armonía con el entorno circundante. Como resultado, la estructura genera una fuerte atracción tanto para el ojo humano como para el de la cámara hacia la parte superior del santuario y hacia el exterior. 

    Pese a que cualquier época es perfecta para visitar el lugar, se recomienda ir al santuario en las fiestas de Nuestra Señora de Meritxell, el 8 de septiembre, para disfrutar de la gente, los bailes, las bandas y la procesión que recorre las proximidades del santuario. Al final del día, podrá disfrutar de delicioso un pastel con chocolate.

     

Artículos Relacionados

Alquiler de vehículos de Enterprise

Nuestras oficinas de alquiler de vehículos, más de 7200 repartidas por todo el mundo, ofrecen una amplia gama de vehículos en más de 30 países.

Reserva Ahora

Ofertas por correo electrónico

No tienes excusas para salir de viaje. Te enviamos las últimas ofertas a tu email.

REGÍSTRATE