Alquilar de coche en Reykjanesbaer

Enterprise Alquilar de coche en Reykjanesbaer

Reykjanesbaer es el nombre de una de las ciudades más bellas de la isla de Islandia. Ubicada en la península de Reykjanes, está formada por las poblaciones de Hafnir, Njarovik y Keflavik, todas ellas de singular belleza. De hecho, teniendo en cuenta la gran cantidad de museos relacionados con la historia vikinga que alberga, la originalidad de la arquitectura de sus iglesias y faros y los curiosos parajes naturales de los alrededores, es una visita indispensable para quienes desean conocer en profundidad el país. En este sentido, para descubrir cada uno de sus rincones, nada mejor que contar con un alquiler de coches en Reykjanesbaer. A sabiendas de esta necesidad, Enterprise Rent-a-Car ofrece sus servicios en la ciudad gracias a su sucursal ubicada en Arnarvollur, justo al lado de las instalaciones del aeropuerto que da soporte a la región.

Nuestros vehículos de alquiler en Reykjanesbaer

La flota de vehículos de Enterprise en Reykjanesbaer es realmente extensa y variada y ha sido confeccionada con el propósito de satisfacer eficientemente las necesidades de todo tipo de viajeros. Este es el motivo por el que dentro de ella es posible encontrar monovolúmenes de 7 y 9 plazas perfectos para familias y grupos de amigos, automóviles todoterreno con los que cruzar los parajes naturales de la región sin dificultad y vehículos compactos de reducido consumo de marcas de reconocido prestigio. Sin duda, gracias a uno de estos vehículos, llegar a las instalaciones del Museo Nacional Vikingo o al faro Gardur Lighthouse es mucho más sencillo y rápido.

En el aeropuerto de Reykjanesbaer

El aeropuerto que da soporte a la ciudad de Reykjanesbaer es el Aeropuerto Internacional de Keflavik, que se ubica a 5 km de distancia en dirección suroeste del centro de la ciudad. Aunque la sucursal de Enterprise no está dentro de sus instalaciones, se ubica justo a la salida de la terminal de llegadas, por lo que encontrarla es extremadamente sencillo nada más bajar del avión y recoger las maletas. Una vez en el mostrador, el personal allí presente se encargará de gestionar todos los apartados de interés de la reserva y de acompañar a los clientes hasta su vehículo.

Atracciones en Reykjanesbaer

Reykjanesbaer es una ciudad que destaca, principalmente, por sus museos. Además, al tener una población relativamente pequeña, usar el coche para hacer los desplazamientos oportunos, incluso en el centro urbano, es una posibilidad muy interesante. Por este motivo, los viajeros suelen usarlo para visitar el Museo Nacional Vikingo y el Viking World, que son las dos instalaciones más importantes del lugar dedicados a esta civilización. También utilizan su automóvil de alquiler para llegar a la sencilla, original y bella iglesia de Hvalsneskirkja.

Alquiler de coche barato en Reykjanesbaer

En estos momentos, Enterprise ofrece infinidad de ofertas respecto al alquiler de coches en Reykjanesbaer. Además, los usuarios pueden disfrutar de cotizaciones exclusivas al hacer su reserva con antelación a través de la página web de la compañía. Por si fuese poco, también las hay disponibles para los fines de semana, algo nada habitual en el sector del alquiler de vehículos. Una oportunidad excelente de disfrutar de un automóvil con las que aprovechar al máximo la estancia en la ciudad.

Lugares a visitar fuera de Reykjanesbaer

Lo primero que hay que decir es que visitar la capital del país, Reikiavik, es obligatorio si se dispone de un coche de alquiler. Esto se debe, fundamentalmente, a que queda a solo 50 km de distancia de Reykjanesbaer. Por su parte, llegar hasta el extremo de la península en la que se ubica la ciudad y contemplar desde allí el faro Gardur Lighthouse y las imponentes vistas hacia el horizonte es también una experiencia imprescindible. Finalmente, nada mejor que acabar el viaje visitando el esplendoroso lago de Kleifarvatn.

Información del tráfico y el aparcamiento en Reykjanesbaer

Sinceramente, conducir en Reykjanesbaer y, en general, en toda Islandia es una auténtica delicia. Esto se debe, fundamentalmente, a que las carreteras de la ciudad y de sus alrededores están en perfecto estado y, además, debido a la baja densidad de población del país, las congestiones de tráfico y los atascos a lo largo del año se pueden contar con los dedos de una mano. Esto se traduce también en que el aparcamiento no es nada que deba preocupar al viajero ya que no suele haber problemas para encontrar sitio en el que dejar el coche en ninguna época del año. Eso sí, en invierno es interesante buscar un parking para evitar que la nieve cubra el automóvil o cree hielo sobre los cristales.

>