Alquiler de coches y furgonetas en Londres

Alquilar de coche en Londres

Sobran razones para visitar una capital europea tan relevante en el panorama mundial como Londres, una urbe que marca la diferencia con otros destinos internacionales con una oferta de ocio y cultura que roza el infinito, más allá del London Eye, la abadía de Westminster, el Big Ben, la Torre de Londres o la plaza de Trafalgar. La capital británica no duerme nunca y es prácticamente imposible conocerla a fondo en una sola visita, aunque se puede intentar con la ayuda de un vehículo preparado para la ocasión. Para ello, Enterprise Rent-A-Car cuenta con más de treinta sucursales repartidas por toda la ciudad donde ofrece su servicio de alquiler de coches en Londres. Muchas se encuentran ubicadas en puntos estratégicos en pleno corazón londinense, como la de laestación de Waterloo o la depuente de las dos Torres.

Nuestros vehículos de alquiler en Londres

La amplia gama de coches de alquiler en Londres disponibles en elcatálogo ofrecido por Enterprise cubre las necesidades de cualquier tipo de viaje. Una ruta cultural en pareja a bordo de un turismo económico es ideal para descubrir rápida y cómodamente los incontables museos gratuitos de la capital británica, incluyendo el London Museum, la National Gallery, el British Museum o el Natural History Museum. En cambio, para las visitas a las afueras con la familia para disfrutar de parques de atracciones como el de Hary Potter, los monovolúmenes ofrecen mucho más espacio y potencia.

En el aeropuerto de Londres

Enterprise ofrece un nutrido catálogo de coches de alquiler, disponible en los aeropuertos que conectan la capital británica con el resto del mundo. Atención personalizada y vehículos preparados para la aventura es lo que encuentra el viajero en las sucursales de los aeropuertos deGatwick, deHeathrow y deLuton. Alquilar un coche justo después de aterrizar es sencillo y rápido gracias a la eficiencia y profesionalidad del personal de Enterprise; aportando un extra de comodidad, evitando los retrasos y las esperas asociadas a los transportes públicos.

Alquiler de coche barato en Londres

Enterprise dispone en su catálogo de una amplia gama de coches de alquiler en Londres en perfecto estado de mantenimiento con una horquilla de precios que se adapta a cualquier presupuesto. Los múltiples beneficios económicos que ofrece Enterprise en sus oficinas sitas en Londres incluyen el ahorro de parte de las tarifas al optar por los alquileres prepago, el acceso a precios especiales durante los fines de semana y la obtención de cotizaciones inmejorables al reservar los vehículos a través de la página web oficial de Enterprise.

Atracciones en Londres

Uno de las principales atractivos de la capital británica es la Torre de Londres y el complejo arquitectónico que la envuelve, enclavado en pleno centro histórico londinense. Su valor histórico y cultural es inestimable, no solo por levantarse sobre la milenaria ciudad de Londinium, sino por los personajes históricos que han padecido presidio entre sus muros, tales como Isabel I. Aunque, para cultura, la que se respira en los principales museos de La City: el Victoria and Albert Museum y el Natural History Museum, donde se conservan restos de dinosaurios y muestras de Charles Darwin.

Lugares a visitar fuera de Londres

Cualquier viaje a Londres que se precie deber incluir en su itinerario una visita mediante coche de alquiler al castillo de Windsor, un tesoro del patrimonio británico que data del siglo XI y que hace las veces de residencia de la familia real británica. Su aire medieval solo es comparable con el conjunto arquitectónico de Warwick, un poblado que conserva la huella del medievo intacta en sus estructuras bélicas. Toda una joya que compite directamente con localidades como Bath, declarada patrimonio universal por la Unesco por el excelente estado de conservación de sus edificios históricos, incluyendo los baños romanos.

Información del tráfico y aparcamiento en Londres

Londres es un reto para la mayoría de conductores que se enfrentan por primera vez al asfalto británico; ya que, además de acostumbrase a conducir por el lado izquierdo de la calzada, deben gestionar los itinerarios y las rutas para evitar la densidad del tráfico propio del núcleo urbano de una capital tan frenética como Londres. Una aventura que no plantea problemas mayores con la ayuda de un buen GPS y el uso de las circunvalaciones para evitar las aglomeraciones y los peajes del centro. Sin embargo, resulta relativamente sencillo encontrar aparcamientos de pago en la capital británica.

>